Cuando somos más inteligentes de lo que imaginamos
464
post-template-default,single,single-post,postid-464,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Inteligencias Múltiples

Cuando somos más inteligentes de lo que pensamos

¿En qué manera nos puede ayudar saber un poco más de las Inteligencias Múltiples y la Inteligencia emocional?

Esta fue una de las preguntas que tuve que responder como parte del curso Life Coach Profesional, que tomé recientemente. En términos personales, la respuesta se ha convertido en una de mis herramientas favoritas para sobrepasar situaciones difíciles y replantearme algunas ideas y creencias. Y más aún, confirmar que solemos ser más inteligentes de lo que pensamos.

Desde hace algún tiempo me ha interesado el tema del ‘coaching’. Por diversas razones, estuve expuesto a varios exponentes de esta disciplina que, poco a poco, fueron despertando interés en mí. Eso sin mencionar otros cuestionamientos existenciales que he enfrentado en los últimos años. El coaching es un proceso transformacional que ayuda a una persona a alcanzar un objetivo o una meta. A mí me ha servido para conocerme más.

Cuando comencé a estudiar, lo hice por un interés puramente personal. Necesitaba aprender cosas nuevas y descubrir nuevas maneras de resolver situaciones. Fue una gran decisión. Eso sin dejar a un lado la posibilidad de ayudar a otras personas como Coach.

Son varias las herramientas que puede utilizar un Coach para ayudar al coachee y una de ellas es conocer cuáles son las Inteligencias Múltiples y la Inteligencia Emocional, que, entre otras cosas, nos ayudan a conocernos más, a tomar conciencia de nuestras capacidades y asumir responsabilidad sobre nuestras acciones.

Howard Gardner. Padre de las Inteligencias Múltiples.

Estas dos teorías llegaron de la mano de dos hombres visionarios, que, sin importar las opiniones de sus detractores, continuaron con sus respectivos proyectos hasta que vieron la luz. Ellos son los doctores Howard Gardner y Daniel Goleman.

El primero, es un famoso sicólogo, profesor de la Cátedra de Cognición y Educación John H. & Elizabeth A. Hobbs en la Escuela Graduada de Educación de Harvard y director del Harvard Project Zero.

El segundo, el doctor Goleman, es psicólogo, autor y orador, pionero en vincular la Inteligencia Emocional con los negocios en su libro ‘Inteligencia emocional’, publicado en 1995.

Daniel Goleman. Padre de la Inteligencia Emocional.

CAMBIO DE PERSPECTIVAS

Howard Gardner, propuso que el concepto convencional de inteligencia era demasiado restrictivo y que la medición del coeficiente intelectual o ‘IQ’, por sus siglas en inglés, a menudo perdía de vista otras inteligencias que un individuo puede tener.

En su caso, Daniel Goleman, reforzó el planteamiento original de Gardner, resaltando en su caso la importancia de las relaciones personales.

Desde hace más de 30 años, la teoría de ‘Inteligencias Múltiples’ de Howard Gardner ha venido cambiando la manera de pensar de la humanidad, gracias al libro publicado en 1983, Estructuras de la mente, la teoría de las inteligencias múltiples. Luego, Daniel Goleman con su ‘Inteligencia Emocional’ (1995) propuso una manera distinta para desarrollarnos y de relacionarnos entre nosotros.

No es extraño el postulado del propio Gardner, cuando años más tarde lo entrevistaron para hablar de la aceptación que ha tenido su teoría. Según sostuvo en el 2011 con motivo del premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en una entrevista en el programa Redes de Eduard Punset, las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional “han entrado a formar parte de lo que podríamos llamar el conocimiento colectivo del planeta”.

Aunque tanto Gardner como Goleman reconocen la importancia del IQ o coeficiente intelectual (CI) y la utilidad de la prueba desarrollada hace más de 100 años por los científicos Alfred Vine (1857-1911) y Theodore Simon (1872-1961), descartan que esos resultados sean determinantes.

Es decir, difieren en el poder absoluto que le damos a sus resultados, dejando a un lado que no somos menos inteligentes si alcanzamos un resultado inferior pero también descartando la idea única de que somos más inteligentes o exitosos si tenemos un CI elevado.

Por el contrario, es el desarrollo de las inteligencias múltiples y de la inteligencia emocional lo que puede determinar el desenvolvimiento exitoso de un ser humano en esta sociedad.

Para Gardner, por ejemplo, nuestro cerebro tiene muchos ordenadores, cada uno rigiendo una inteligencia. Para Goleman, el desarrollo de dos de estas inteligencias es fundamental para poder ser más eficaces en el comportamiento social y disfrutar de relaciones interpersonales más sanas y productivas.

Para ser más específico, ambos coinciden en la idea de que una persona con un CI elevado no tiene garantías de relacionarse exitosamente con otras personas si no desarrolla sus otras inteligencias. De la misma manera, una persona con CI bajo no tiene por qué ser un fracasado en su vida si también desarrolla sus inteligencias múltiples.

¿CUÁLES SON LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES?

Ahora, te podrás estar preguntando: ¿cuántas y cuáles son inteligencias múltiples según descritas por Howard Gardner?

Aunque en un principio, 1983, su teoría proponía solamente 7. Luego se añadiría la Inteligencia Naturalista. Hoy en día la inteligencias múltiples que promueve el famoso sicólogo estadounidense son diez. Y es que hace algunos años, Gardner comentó por primera vez en una entrevista a un medio español que esperaba añadir otras dos, la inteligencia pedagógica (nueve) y la inteligencia existencial (diez). Hoy, son una realidad.

El desglose de las inteligencias múltiples es el siguiente. De la uno a la siete, son las primeras. Luego llegaría la octava inteligencia. Más abajo, el propio investigador describe la nueve y la diez.

  1. Lingüística o verbal
  2. Lógico-matemática
  3. Musical
  4. Visual-espacial
  5. Kinestésica o Corporal
  6. Interpersona
  7. Intrapersonal
  8. Naturalista

La primera

Si hablamos de la inteligencia lingüística o verbal, esta es la inteligencia de los escritores, los periodistas o de los comunicadores. Esta capacidad utiliza la palabra, ya sea escrita o verbal, para llevar un mensaje o comunicar una idea de manera clara y precisa. Las personas con este tipo de inteligencia también tienen una mayor capacidad para aprender un nuevo idioma y hablarlo con claridad.

La segunda

Cuando hablamos de inteligencia lógica-matemática, nos referimos a la capacidad para utilizar números. Es una de las más conocidas por que forma parte de las pruebas para determinar el coeficiente intelectual de una persona.

La tercera

También esta la musical.  Esta es la capacidad o inteligencia que rige principalmente a los músicos, compositores, instrumentistas o cantantes. Pero, aquella persona que también tenga la capacidad de aprender canciones, ritmos o puede identificar cuando un tono no es correcto de manera fácil tiene inteligencia musical. Es la capacidad de percibir y expresar formas musicales.

La cuarta

Cuando hablamos de la inteligencia visual-espacial podemos decir que ésta se rige por el sentido de la vista y está enmarcada principalmente en la capacidad que podemos tener frente al color, las líneas, las formas, las figuras y los espacios y su relación entre todas. Las personas con este tipo de inteligencia tienden a pensar en imágenes y fotografías. Visualizan las cosas a través de dibujos o diseños. Predomina el orden de los pintores, diseñadores o jugadores de ajedrez.

La quinta

¿Y qué eso de kinestésico o cenestésico? Es también conocida como la inteligencia corporal. La persona con este tipo de inteligencia es la que tiene la capacidad de unir el cuerpo y el sistema nervioso para lograr un desempeño físico correcto o perfecto. Esta es la inteligencia que se puede ver en los atletas, actores, bailarines e incluso artesanos. Este último, por la capacidad de hacer trabajo manual. Podría decir que en este renglón también podrían entrar los reposteros, especialmente, aquellos dedicados a crear tortas de detalles impecables que requieren de trabajo artesanal.

La sexta

Otra inteligencia muy importante es la interpersonal. Esta es la capacidad que tenemos de relacionarnos con los demás. La persona con esta capacidad confía en los demás, sabe establecer límites, cree en la cooperación y actúa con compasión. Con este tipo de inteligencia la persona es capaz de desarrollar la empatía y comprender a los demás, comunicarse con ellos teniendo en cuenta las diferencias. Se puede enfrentar con éxito a los diferentes temperamentos o estados de ánimos de los demás.

La séptima

En este renglón se destaca la intrapersonal. Esta es la capacidad de ver cómo somos y saber lo que queremos. Es tener autodisciplina, autocontrol. Una persona con inteligencia intrapersonal también tiene una autoestima elevada, asume responsabilidad de sus actos y es capaz de tomar mejores decisiones. Es consciente de la importancia del aquí y del ahora.

La octava

La inteligencia más reciente es la naturalista. Es la capacidad más moderna, la de los sentimientos hacia la naturaleza, los animales y las personas. Es la capacidad de aceptar o establecer relaciones con las especies de la flora, fauna o grupos de personas, reconociendo las diferencias o semejanzas entre sí.

LA NOVENA Y LA DÉCIMA INTELIGENCIA…

Las otras dos inteligencias que me interesan –dice Howard Gardner- una de ellas se llama enseñanza o inteligencia pedagógica. La inteligencia que nos permite poder enseñar con éxito a otras personas”, explica Howard Gardner de la que se considera la novena inteligencia en un video publicado en Big Think..

La otra es una que creo que será difícil de demostrar a un escéptico, pero lo llamo inteligencia existencial. Y la inteligencia existencial es la inteligencia de las grandes preguntas. Preguntas filosóficas, preguntas artísticas. ¿Qué significa amar? ¿Por qué morimos? ¿Qué va a ser en el futuro?”, plantea Gardner de la décima inteligencia, la existencial.

SU RELACIÓN CON LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Como parte de las interrogantes de este trabajo surgió la más relevante: ¿cuál es la relación entre las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional? ¿En cuál o cuáles de las inteligencias múltiples se enmarca la inteligencia emocional?

Creo que la habilidad, la capacidad de ser inteligente utilizando nuestras emociones, entender lo que sentimos, y por qué es importante cómo se sienten otros y usarlo en nuestras relaciones es totalmente necesaria para que funcione bien un matrimonio, la vida en general, el trabajo. En definitiva, es esencial para la felicidad”, explica en el programa ‘Aprendamos Juntos’, el doctor Daniel Goleman, de la inteligencia emocional.

Para contestar la interrogante aquí planteada, primero es importante saber que la inteligencia emocional se enmarca en las inteligencias interpersonal e intrapersonal, o sea, la sexta y séptima de las inteligencias múltiples de Gardner.

La Inteligencia Emocional se refiere a “la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales en uno mismo -intrapersonal- y en los demás -interpersonal-“, con el fin de ser más productivos, más eficaces en nuestro comportamiento social y tener relaciones con los demás, más sanas, alcanzando un mayor grado de satisfacción.

Es una capacidad aprendida y ejercitada para reconocer lo que sentimos en nosotros mismos y lo que los demás pueden sentir. Lo más importante, según ha establecido David Goleman, es que esta inteligencia incluye la habilidad para manejar los sentimientos y las destrezas personales para generar auto motivación y gestionar las relaciones interpersonales.

Tanto Howard Gardner como Daniel Goleman nos han dejado claro que somos más de lo que imaginamos. Que nadie debemos repensar antes de enjuiciar a alguien catalogándolo como más o menos inteligente. Que todos tenemos la capacidad, con paciencia y dedicación, de poder escribir en una misma oración las palabras felicidad y éxito.

Antes de despedirme, comparto una cita de Howard Gardner, clara y contundente.

“Si hay ocho inteligencias o 10 o 12 es menos importante para mí que haber roto el monopolio de una sola inteligencia que te etiqueta para siempre. Creo que si viviéramos para siempre, probablemente podríamos desarrollar cada inteligencia en un grado muy alto. Pero la vida es muy corta y si dedicas demasiada atención a una inteligencia, no tendrás mucho tiempo para trabajar en otro tipo de inteligencias. Entonces, la gran pregunta es si debes jugar con la fuerza o con la debilidad. Y eso es un juicio de valor”.

Te pregunto. ¿Con qué inteligencia te identificas más? Descubrámoslo juntos.

El autor es periodista y Life Coach Profesional certificado del CenCoach y miembro de la AIDCP.

No Comments

Post A Comment